Pere Duran i Vall-llossera: Barcelona, capital del Mediterráneo favorecida por visitantes de todo el mundo

Barcelona es un secreto a voces para el turismo. En la última década, la ca­­pital catalana ha protagonizado el mi­­lagro del turismo urbano en Europa al duplicar sus números. Con el im­­pulso de los Juegos Olímpicos de 1992, se ha in­­ser­­tado entre el club de las ciudades del mundo, convirtiéndose en referencia internacional del turismo urbano. Con 13 millones de pernoc­­taciones an­uales y alrededor de seis mil­­­lones de turistas al año, Barcelona ha sido el gran des­cubrimiento del turismo vacacional de los últimos años. Un reconocimiento que se suma a­­ la tradicional actividad del turismo de re­­uniones de la ciudad, que sigue creciendo en volumen y prestigio.

La capital catalana se ha revelado co­­mo un gran destino turístico. Ciuda­da­­nos de todo el mundo la eligen pa­­ra sus va­­­ca­­ciones y sus escapadas de fin de sem­ana por su singularidad, al con­­cen­trar en una ciudad de dimensiones hu­­­ma­nas una densa y variada ofer­­ta de ten­taciones y atractivos. El patri­­monio lega­­do por Gaudí y las muestras de Mo­­der­nismo en el Eixample; la autenticidad del Barrio Gótico, testigo del pa­­sado medieval de la ciudad; la historia y el en­­canto de sus calles; la ofer­ta museística, con el Museo Na­­cio­­nal de Arte de Cata­lunya y el recinto consagrado a Picasso al frente; la oferta de servicios; la re­s­tauración; la actividad nocturna; su mediterraneidad; la solidez de su oferta comercial, con un modelo propio que aúna grandes marcas tradicionales con tien­­das distintivas, que le dan personalidad… Un catálogo de posibilidades, de realidades, de embrujos, que ha mere­­cido el favor de visitantes procedentes de todo el mundo. No en vano en Bar­­celona le aguardan nueve edifi­cios Pa­­tri­monio de la Humanidad y la identidad que le confiere la capitalidad de Catalunya, con una lengua, una cultura y una historia propias.

165

En el cambio de siglo, Barcelona se ha afianzado como primer puerto de cruceros de Europa y del Mediterráneo, con más de un millón de pasajeros al año, a la vez que se ha erigido en lí­­der en viajes de incentivo y en referencia emergente para las grandes citas fe­­ria­les y congresuales. En 2008 el turis­­mo profesional consolida su actividad en la ciudad con la celebración de gran­­des eventos como el Congreso Mun­­dial del 3GSM, la feria de telefonía móvil más importante del mundo, o la EIBTM, la mayor feria del mercado de reuniones del planeta. Unas citas que re­­fuerzan el posicionamiento internacional de la ciudad, aupada en los últimos años como sexto/séptimo destino urbano del Viejo Continente.
Ya lo ven, de patrimonio Barcelona no anda faltada. Ni de dinamismo ni creatividad. En los últimos años, la ciudad ha apostado por la promoción del turis­­mo cultural. Bajo el marco de la campaña Barcelona es cultura, la capital catalana ha alumbrado al mundo acontecimientos como el Año Internacional Gaudí 2002 o el Fórum Universal de las Culturas Barcelona 2004, a la vez que ha ejercido de anfitrión de los Campeo­natos del Mundo de Natación de 2003, y que ofreció, al mundo entero, su mesa y su mantel con motivo del Año de la Alimentación, la Cocina y la Gastronomía 2005–2006. Y es que Barcelona, su ciudad en el Mediterráneo, es una ten­tación permanente. Como, durante este año, las convocatorias en torno a la Ciencia y el Deporte. ¡No se prive de sus propuestas! ­
El mejor shopping
Si se tuviera que erigir un monumento al comprador desconocido, se levanta­ría en Barcelona. La capital catalana combina, a orillas del Mediterráneo, la mejor selección de las grandes marcas internacionales con una oferta propia, con los establecimientos que le dan personalidad. Con un muestrario de 35.000 tien­­das, Barcelona es una ten­tación constante para las personas que redondean un pequeño viaje, una escapada de unos días, con unas buenas compras.
La capital catalana cuenta con el mayor eje comercial de Europa, de cinco kilómetros de longitud, que vertebra todo el centro de la ciudad. Barcelona, que capta el 21 % del gasto que el turismo internacional realiza en toda Es­­paña, presume de algunas de las me­­jores calles comerciales de Europa, como el Passeig de Gràcia o la Rambla de Ca­­ta­lunya, por las que pasear es un autén­­tico placer. Y es que el corazón de Bar­­ce­­lona, el famoso Eixample, es una su­­ce­­sión constante de tiendas, una tras otra, en lo que los expertos denominan continuo comercial. Imagínese: una za­­patería, al lado de la tienda de ropa uni­­sex, junto a la joyería, a los grandes al­­macenes, una pastelería, la tienda de referencia para moda de caballero, las últimas tendencias en ropa femenina, franquicias, marcas propias, grandes mar­­cas, propuestas de pequeño forma­to, el escaparate del diseñador talento­so. En fin, para enloquecer viendo tien­das, probándose un modelito, com­­pran­­do regalos para toda la familia, aprove­chando el diferencial de precios con el país de origen. Mirar, ver, comparar, divertirse. Y comprar.
Barcelona se disfruta en la calle: respira cultura por todos sus poros, y es una verdadera tentación para las compras. Ir de tiendas a Barcelona empieza a ser una moda. Sólo hay que dejarse llevar.


203

Principal puerto de cruceros en Europa
Barcelona, hoy por hoy, es uno de los puertos favoritos tanto para los cruceristas como para las compañías navieras. Según la revista Lloyd’s Cruise Inter­na­tional, Barcelona es el primer puerto de cruceros de Europa y del Mediterrá­neo.

El puerto de Barcelona tiene una exce­lente ubicación en el Mediterráneo occi­­dental, y cumple con todos los requisitos requeridos por las compañías de cruceros para utilizarlo como puerto base: ciudad turística de prestigio, ofer­­ta hotelera de calidad, aeropuerto con conexiones aéreas internacionales e in­s­­­talacio­nes portuarias dedicadas en ex­­clusiva a los cruceros. Además, Barcelona es el centro de una euroregión con un gran número de potenciales cruceristas.
El puerto de Barcelona dispone de siete terminales de cruceros perfectamente equipadas para atender al gran número de pasajeros que anualmente las utilizan. Las terminales están ubicadas en el corazón de la ciudad, y disponen de transporte público – autobús y taxi-, que permite acceder fácilmente a cualquier rincón de la ciudad.

Líder en turismo de reuniones
Barcelona es uno de los destinos favoritos en Europa para celebrar todo tipo de reuniones científicas y empresariales: congresos, convenciones, presentaciones de producto y viajes de incentivo. Barce­lona cuenta para ello con excelentes infraestructuras: un recinto ferial que ofrece 200.000 kilómetros cuadrados de superficie cubier­­ta incluyendo el Pa­lacio de Congresos de Barcelona y otro palacio de congresos de reciente construcción con capa­cidad para 3.000 personas. El Palau Sant Jordi, joya de los Juegos Olímpicos del 92, que acoge lo mismo la presenta­ción de un automóvil o un macroban­quete que un desfile de moda o una competición de windsurf indoor. Y para completar esta oferta, desde noviembre de 2004 se cuenta con el nuevo Centro de Con­venciones (CCIB), preparado para acoger grandes congresos de hasta 15.000 personas en un edificio moderno con la más alta tecnología.

151

La excelente oferta hotelera de Barcelo­na, que cuenta con unas 52.000 plazas hoteleras, y en especial sus establecimientos más grandes, se adaptan per­fectamente a las exigencias de convenciones de empresa y viajes de incentivo. Otro atractivo para este sector son los innumerables espacios históricos y singulares para la celebración de re­­cepciones, cenas de gala y fiestas, que incluyen edificios del gótico catalán, modernistas como algunos de Gaudí.
Barcelona es también famosa por el diseño y la­­ creatividad. Esta cualidad de muchos de sus profesionales aporta un toque especial a las celebraciones y programas sociales que incorpo­ran a menudo la historia, la cultura y el entorno natural del país.

Turisme de Barcelona dispone de un pro­grama específico para la promoción y atención a este sector, el Barcelona Convention Bureau. Fundado en 1983, cuenta con una extensa experiencia en el asesoramiento a los organizadores de reuniones.

Info: www.barcelonaturisme.cat

Pere-Duran_2Nacido en Barcelona en 1949, el autor estudió Administraciones Públicas en ESADE, Barcelona. Forma parte del sec­­tor turístico desde 1980. Desde 1993 ha sido Director de “Turisme de Bar­­celona”, llegando a ser su Director Ge­­neral desde julio del 2000. Pere Du­­ran participa en varios comités ejecutivos y ha sido presidente de asociaciones y federaciones en el sector turís­tico a nivel europeo e internacional.