Josep Huguet i Biosca: Cataluña – Destino privilegiado de inversiones empresariales

Cataluña, ubicada en el noreste de la Península Ibérica, en la costa Me­­di­te­rránea, se caracteriza por una diversidad geográfica muy marcada, una in­­ago­­table oferta artística y cultural y una población dinámica y emprendedora.

Cataluña es uno de los principales cen­­tros del dinamismo económico eu­­ro­­peo, cuenta con una larga tradición in­­­dustrial, y apuesta claramente por las actividades de alto valor añadido. En Cataluña, con uno de los mejores ni­­veles de calidad de vida de Europa, en­­­contrará un entorno de primera ca­­te­­goría para hacer negocios y para vi­­vir.

Todos estos factores no han pasado desapercibidos para las empresas ex­­tranjeras, que a lo largo de los años han escogido Cataluña para ubicar sus actividades empresariales.


Barcelona

Cataluña, larga tradición como receptora de inversiones
La inversión extranjera directa (IED) tiene asociados una serie de aspectos positivos que la convierten en un factor esencial para el desarrollo económico de un país. Además de suponer una entrada neta de capital exterior, a menudo de alto contenido tecnológico, y mejorar la balanza comercial, in­­­­­cide directamente en la renovación de la base industrial existente, en la gene­ración neta de puestos de trabajo y en la mejora continua de la competitividad y la gestión de las empresas locales. Cataluña, con una larga tradición co­­mo receptora de IED, no ha sido ajena a estos beneficios, que han tenido una importancia indudable para su desarrollo económico. El peso de la IED sobre el conjunto de la economía catalana es fundamental: en el año 2006 nuestro país recibió, en términos absolutos, unos 3.000 millones de euros en IED, cifra que supone el 23 % del total de IED recibida por España ese año. Más de 3.000 empresas extranjeras o­­peran en la actualidad en Cataluña, el 34 % del número total de multinacionales presentes en España. Estas empresas representan el 11 % de los puestos de trabajo y el 20 % de la facturación del to­­tal de las empresas establecidas en Ca­­­­taluña. Asimismo, un 60 % de estas empresas llevan más de diez años presentes en nuestro país, hecho que de­­muestra el alto grado de estabilidad y satisfacción de estas em­­presas con su implantación en Ca­­taluña.

Diez razones para invertir en Cataluña
Cataluña destaca por su efecto acumulativo, es decir, la concurrencia de la mayoría de los factores favorables para la inversión:

1. Centro de dinamismo económico eu­­­ropeo
Con un crecimiento del producto interior bruto entre el 3 % y el 3,5 %, cifra superior a la media de la Unión Euro­­pea, Cataluña es uno de los principales motores económicos de España y una de las regiones de mayor crecimiento del Arco Mediterráneo que, frente a las zonas tradicionales de desarrollo económico del norte de Europa, emerge como nueva área de crecimiento.

Cortesía-del-Parc-Científic-de-Barcelona---interior

2. Localización geográfica estratégica
Gran parte de la zona euro está a me­­nos de dos horas de vuelo de Barcelona. Debido a su localización geográfica es­­tratégica, Cataluña es la plataforma ideal para acceder a los mercados de Euro­­pa, América Latina, Norte de Áf­­rica y Oriente Medio.

3. Extensa red de infraestructuras
Cataluña dispone de una extensa y mo­­derna red de infraestructuras y cuenta con tres aeropuertos internacionales (Bar­­celona, Reus y Girona), dos de los puertos más importantes del Medi­te­­rráneo (Barcelona y Tar­ra­gona), y la lí­­­­nea de tren de alta velocidad, que en la ac­­tu­­alidad ya conecta Madrid con la ca­­pital catalana, Barce­lona, y que en un futuro proximo conectará con Fran­cia.

4. Excelente red de proveedores de productos y servicios
Otra de las ventajas que encuentran las empresas en su localización en Ca­­taluña es la extensa oferta de proveedores y suministradores de calidad. Flexibilidad, fiabilidad, orientación al cliente y trato personalizado son algunas de las características de las compañías de servicios empresariales ca­­talanas.

5. Recursos humanos motivados y cualificados
Cataluña dispone de unos recursos hu­­ma­­nos cualificados, eficientes, especia­­lizados y motivados. Existen múltipl­es pro­­gramas educacionales, de los que forman parte más de 725 escuelas pú­­blicas y pri­­­vadas de elevada ca­­lidad, 24 escuelas in­­­ternacionales y una red de 12 universidades y escuelas de ne­­gocio de las más pres­­­tigiosas de Eu­­ropa, como IESE o ESADE.

6. Población multilingüe y talento multinacional
El ambiente cosmopolita, la excelente ca­­lidad de vida y las variadas oportunidades profesionales, junto con la ha­­­bilidad para atraer talento multinacional, explican la existencia en Ca­­ta­luña de una extensa comunidad extranjera, que contaba con unos 800.000 residentes en 2006, cifra que supone el 11 % del total de la población.


Cortesía-del-Parc-Científic-de-Barcelona---exterior

7. Fomento de las actividades de diseño, tecnología e innovación
Una densa red de parques y centros de investigación apoya las actividades innovadoras en Cataluña, donde las em­­presas están creando centros de investigación y diseño, aprovechando el talento y creatividad asociados a la sociedad catalana. El prestigio de sus universidades juega un papel muy importante para el apoyo de las actividades de I+D en el sector privado.

8. Estabilidad y marco normativo
Como miembro del grupo de países que forman parte de la zona euro, Cataluña se beneficia de la moneda única europea y sus ventajas: estabilidad de la divisa, estabilidad macroeconómica y de precios, acuerdos de distribución normalizados y costes de transacción más bajos, además de libertad de movimientos de personas, bienes, servicios y capital.

9. Excelente calidad de vida
La geografía catalana es rica y variada. Los magníficos paisajes de la cos­­­ta me­­diterránea, así como las montañas y valles del interior, convierten a Cataluña en un lugar en donde disfrutar de la naturaleza y el deporte. Tampoco hay que olvidar su rico patrimonio histórico y artístico, que a­­barca desde las ruinas griegas y ro­­manas hasta la obra de artis­tas universales como Gaudí, Dalí, Miró y Tàpies.
La capital catalana, Barcelona, consolida, año tras año, su posición como mejor ciudad de Europa en términos de calidad de vida, puesto que mantie­ne desde 1996, superando a otras ciudades europeas como París, Lon­dres o Dublín (European Cities Monitor, 2006, Cushman & Wakefield).


Cortesía-del-Palau-de-la-Generalitat

10. Gobierno pronegocios
El gobierno catalán respalda la actividad empresarial y el cambio estratégico, fomentando la calidad de la ocupación y la competitividad de la econo­mía, además de reforzar actividades co­­mo la investigación y el desarrollo, la innovación, la transferencia tecnológica y la internacionalización de sus em­­presas.
El principal instrumento del gobierno de la Generalitat de Catalunya para la atracción de proyectos de inversión empresarial en Cataluña es la Agencia Catalana de Inversiones.

Agencia Catalana de Inversiones: experiencia y profesionalidad al servicio de las empresas
La Agencia Catalana de Inversiones es la unidad de ACC1Ó, agencia del De­­partamento de Innovación, Uni­ver­si­da­des y Empresa, que tiene como ob­­­jetivo promover la im­­plan­tación de nuevas in­­­­ver­siones em­­presariales en Cataluña, priorizando aquel­las que sean económicamente y tecnoló­gi­ca­mente sólidas, generadoras de riqueza y de ocupación estable y de calidad y que se complementen con el tejido empresarial ya existente en Ca­­ta­luña. Con sede central en Barcelona, de­­legación en Madrid y oficinas exteriores en Nueva York y Tokyo, la Agencia of­­rece sus servicios de asesoramiento y asistencia, adaptados a las necesidades de las empresas que estudian es­­table­cerse o expandir su negocio en Ca­­taluña. ­­­

huguet_01El autor nació en Manresa (Cataluña) en 1951. Es ingeniero industrial de la Es­­cuela de Ingeniería Terrassa y tiene una licenciatura de la Universidad Autónoma de Barcelona en Historia Con­­tem­­po­rá­nea. El 29 de noviembre de 2007 fue nombrado Ministro de Innovación, Uni­versidades y Empresa por el Presidente del Gobierno de Cataluña.