Dr. Dieter Köpper: El Colegio Alemán de Barcelona – Tradición y porvenir

El Colegio Alemán de Barcelona, fundado en 1894, ocupa un lugar destacado en el panorama educativo barcelonés y ca­­ta­­lán. Numerosos ex alumnos pertenecen a la élite económica y político-cul­tural de Barcelona; por nombrar algunas personalidades, Jordi Pujol, presidente de la Generalitat entre 1980 y 2003, así como el famoso arquitecto Óscar Tus­­quets y su hermana, la exitosa editora Esther Tusquets. A los que habría que añadir numerosos empresarios y directivos que lideran empresas alema­­nas, espa­ñ­­olas y multinacionales, radicadas en Cataluña, como también un gran nú­­­m­ero de médicos y juristas que así mis­mo cursaron estudios en este colegio. Algunas familias permanecen fieles a la institución desde hace tres o cuatro generaciones
De la tradición a la actualidad: en el año 1975, el Colegio se trasladó a un edificio nuevo y amplio, con instalaciones de­­portivas modernas, sito en Es­­plu­gues de Llobregat. Se accede a él fácilmente tanto desde la ciudad (con transporte público), como también des­­de otras poblaciones como Castelldefels o Sant Cu­­gat mediante varias líneas de autocar.
Durante el curso escolar 2008/2009, asisten al Colegio aproximadamente 1.400 alumnos, repartiéndose de la si­­guiente manera en sus diferentes secciones: Parvulario: 225, Primaria: 350, Secundaria y Bachillerato: 835 alumnos, de los cuales aproximadamente 60 es­­tán en la Haupt- y la Realschule (estudios de secundaria de acuerdo con la normativa académica de la República Federal de Alemania). Por nacionalidades, los alumnos se distribuyen actualmente de la siguiente forma: aproximadamente un 26 % de los alumnos ostentan sólo la nacionalidad alemana, el 32 % sólo la española, otro 36 % la doble nacio­nalidad alemana y española, mientras que el 6 % de los alumnos poseen otras nacionalidades. ¿En qué estriba la particularidad de este colegio?


DSCN2003

El DSB es un colegio de encuentro bi­­cultural o incluso tricultural, como mí­­ni­­mo: en él se dan cita con sus diferentes ideas, normas y valores alumnos, profesores y padres de España y Ca­­ta­­luña, de Alemania y también de otros países. En ello estriba el hecho de que todos los alumnos obtienen beneficio de esta si­­tuación, puesto que la vida diaria es­colar hace posible que sus horizontes se am­plíen, que se cuestionen las pro­pias visiones y que interaccionen con compañeros que actúan con otros valores y pautas de conducta. Ade­­más, cabe destacar que las titulaciones del DSB son reconocidas sin restricción alguna tanto en Alemania como en España.
Gracias a ello, los bachilleres pueden con­­tinuar estudiando en cualquiera de los dos países (incluso sin someterse a las pruebas de acceso a la Universidad española, más conocidas como Selec­tividad).

DSCN1765

El encuentro – no en vano actúa nuestra institución como “colegio de encuentro” – no sólo es un concepto característico del centro, sino también de los planes de estudio y del día a día de la enseñan­­za: por un lado, las asignaturas alemanas con directrices y criterios de exigencia alemanes, así como las titulacio­nes a­­lemanas (Mittlerer Abschluss y Abitur) y, por el otro, las materias en la lengua del país que responden tanto a las directrices como a la cultura edu­­ca­­-tiva de España (Castellano, Catalán, Ciencias Sociales). De todas formas, las titulaciones están sujetas a los requisitos unitarios alemanes respecto a exá­­menes oficiales. El enfoque del aprendizaje se centra en la transmisión de procedimientos científicos y en la re­­solución de problemas, en otras palabras, en aprender a aprender. Pre­su­mi­ble­mente, la memorización desem­peña un papel menos importante que en el sis­tema español. En una Europa que crece unida y en una economía cada vez más globalizada, los bachi­lleres del Colegio Alemán de Barcelona disponen de una ventaja más que apreciable:
han crecido con valores culturales dis­­tintos de sociedades de por sí diversas y asentados en las raíces de su propia cultura, pero permaneciendo abiertos a otras. Y además dominan varios idiomas: ale­­mán, español, inglés, francés y/o catalán… Estas competencias lingüísticas e interculturales abren a los alumnos múltiples caminos hacia el futuro.
A fin de preparar a los alumnos cara el mundo académico y profesional, el Co­­le­­gio mantiene una amplia red de contactos y colaboraciones: Bayer, BASF, SEAT, Roche, Lufthansa, ABX-Logistics, Círculo de Lectores, Saturn-Media­markt, LIDL y ALDI, pero también TV3 y La Van­­guardia o el Institut Químic de Sarrià en­­vían a colaboradores para aseso­­rar­les sobre carreras y profesiones y po­­nen puestos de trabajo en prácticas a disposición de nuestros alumnos. A ello cabe añadir la estrecha colaboración con universidades alemanas, es­­pe­­cial­­men­­te con las del grupo TU9 – una as­­ociación de las más destacadas univer­­sidades técnicas de Alemania.


Luftbild-DSB-2006-mittel

Otro colaborador muy importante es ASET Barcelona (Asociación Hispano-Alemana de Enseñanzas Técnicas), un centro de formación profesional reconocido a nivel estatal, que ofrece tanto una formación comercial dual y bilingüe, así como una titulación dual en Economía.
Como colegio privado reconocido por los estados alemán y español, el Co­­legio Alemán de Barcelona es, a la vez, una entidad independiente gestionada por una asociación escolar. Por un la­­do, se financia con las cuotas escolares que abonan los padres y, por otro, con las aportac­iones de la República Federal de Alemania, que presta apoyo económico al Colegio y subvenciona tam­­bién parte de su personal – 26 profesores enviados en comisión de servicio desde Alemania. El Colegio ofrece a las familias alemanas, tanto si residen permanentemente en Cataluña como si se establecen por motivos laborales y trabajan aquí durante un período li­­mitado, así como a las familias españolas y catalanas que tienen una afinidad con Alemania, diversos itinerarios educativos orientados al futuro – desde el Parvulario hasta el Abitur o Ba­­chil­­lerato. La demanda de admi­sión en el Parvulario casi dobla la oferta de plazas libres.

Todos los que estamos involucrados en el quehacer del Colegio Alemán nos es­­forzamos continuamente en mantener su alto nivel educativo y, al mismo tiem­­po, en prepararnos para afrontar con éxito los nuevos retos e incertidumbres de un mundo tan cambiante como el actual.

DSC_1857El autor cursó estudios de Filología Ale­­mana e Historia y se doctoró en Historia Moderna. Desde 1979–1993 fue profesor del instituto Söderblom-Gymnasium, des­­de 1993–1999 subdirector del Colegio Ale­­mán de Atenas. Asumió después el cargo de director del instituto Königin-Mathilde-Gymnasium en Herford, y desde 2005 ejerce de director del Colegio Ale­­mán de Barcelona.