Carme Botifoll Alegre: El escenario mundial ­– Globalización, nuevos competidores y diversificación del mercado

Hoy en día, nuestras economías se enmarcan en un contexto internacional de intenso y constante cambio. Las importantes transformaciones políticas y económicas que han tenido lugar desde el último cuarto del siglo XX, protagonizadas por los crecientes procesos de integración económica, han conducido a una intensificación del proceso globalizador, que ya acota dimensiones que escapan a cualquiera de los límites anteriormente vividos por nuestras sociedades.

Las economías avanzadas como la catalana, han visto acrecentar un reto de cada vez mayor importancia y que tiene que ver con su tradicional posicionamiento en los mercados. Así, la actualidad de los mercados ya no sólo viene condicionada por las potencias económicas que históricamente han jugado un papel destacado, sino por el avance de las economías emergentes, en estos momentos ya protagonistas del grueso de los intercambios comerciales globales, que están comenzando a convertirse intensivas en conocimiento. Hace tiempo que el comercio internacional no está simplemente dominado por una competencia de costos, sino que existen muchos otros elementos que condicio­nan sus mecanismos. De hecho, en 2006, China dedicó el 1,42 % de su PIB a actividades de I+D, con un fuerte y creciente predominio del sector privado y de capital extranjero.

Cortesía-del-Aeropuerto-de-Barcelona-2

Esta situación comporta un reto para nuestra economía, pero a la vez genera una importante oportunidad que cabe no omitir: las economías más desarrolladas deben dar el salto definitivo hacia el nuevo modelo productivo, en un contexto en que la especialización, la incorporación de innovacio­nes y la diferenciación de producto son ampliamente reconocidas por el mercado. Así, el proceso de cambio definitivo de nuestra base productiva en la dirección de una economía abierta e internacional, fomentada en el conocimiento, el talento, la I+D, la in­­­novación y las nuevas tecnologías, es­­­tá, ahora más que nunca, reconocido por el propio mercado.

En este contexto, cabe centrar los esfuerzos en la consolidación de aquellas ventajas en que sí somos competitivos a escala mundial. En este contexto, Cataluña se configura como el entorno ideal para desarrollar actividades de alto valor añadido, creativas e innovadoras, ya que contamos con la infraestructura necesaria, un entorno altamente preparado y un capital humano muy formado y competitivo.
Las empresas catalanas son plenamente conscientes de sus posibilidades, y en­­cuentran en la innovación la vía necesaria para aumentar su competitividad, no sólo en el mercado local, sino también a nivel internacional, por medio de su internacionalización.
Si bien es cierto que debe ser la propia empresa quien interiorice esta necesidad creciente, el Govern también juega un papel destacado, tanto por lo que respecta a la sensibilización, como en lo referente al fomento y creación del entorno adecuado para que la economía pueda alcanzar el reto de avanzar hacia este modelo de crecimiento basado en la innovación y el conocimiento; un modelo que nos ha de permitir ser más productivos y competitivos globalmente. Pero también porque debemos ser nosotros mismos, desde el Govern, quienes asumamos internamente estos cambios globales.

I+D+i

ACC1Ó: una apuesta estratégica en beneficio de la empresa catalana
La alineación de políticas y estrategias se torna, pues, un factor fundamental que ha de permitir generar sinergias y alcanzar los mejores resultados de las actuaciones públicas de apoyo a la empresa. La nueva agencia ACC1Ó, que surge de la integración entre el Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (CIDEM) y el Consorcio de Promoción Comercial de Cataluña (COPCA), que han sido los principales referentes en innovación e internacionalización, permitirá conseguir estos retos.
La importante interacción entre innovación e internacionalización, dos conceptos que hoy en día van unidos, ligada a la necesidad de potenciar otras líneas de trabajo, hasta ahora poco profundizadas, como son la nueva gestión de RRHH en la empresa, la atracción de talento y capital tecnológico o la creación y consolidación de redes de conocimiento, configuran la actividad central de ACC1Ó. Así pues, ACC1Ó nace para dar respuesta a las nuevas realidades, configurándose como un organismo pionero, proactivo, con voluntad de servicio público, dinámico, ágil y eficiente.
La potencialidad de ACC1Ó para dar respuesta a las necesidades empresariales pasa por la articulación de un seguido de actividades, que, brevemen­­te, pueden resumirse en:

• El fomento de proyectos cooperativos entre diferentes unidades, adoptando una perspectiva más amplia y estratégica.
• La dinamización y promoción de las diferentes redes tecnológicas que ope­­ran en el territorio catalán; la promoción, valoración, comercialización y vigilancia tecnológica en los centros generadores de conocimiento.
• El refuerzo de la competitividad de clusters maduros, y el fomento a la internacionalización de sectores expuestos a la competencia internacional.
• El apoyo a emprendedores innovadores y de base tecnológica en todas las fases de sus proyectos empresariales, desde la creación a la puesta en marcha, crecimiento e internacionalización.
• La oferta de programas de primer nivel para el apoyo a la internacionalización de la empresa catalana, y un paso más allá, para su multinacionalización.
• El impulso a una nueva generación de empresas catalanas de carácter multinacional.
• El impulso a la innovación en su con­cepción tecnológica y no tecnológica.

Cortesía-del-Parque-Científico-de-Barcelona

La creación de ACC1Ó vino acompañada de un proceso legislativo que se desarroll a lo largo del año 2008. La Ley de Industria permitirá al Govern asumir las competencias en materia de política industrial contempladas en el Estatut de Autonomía de Cataluña, dando cobertura jurídica a esta nueva agencia.
Por otra parte, en estos momentos es­­tamos trabajando en el nuevo Plan Es­­tra­­tégico 2009–2012, que guiará la actividad de ACC1Ó en los próximos cuatro años. Un Plan Estratégico innovador que potenciará nuestras capacidades y que, sin duda, nos posicionará como referen­tes del apoyo empresarial en Cataluña. ACC1Ó es la agencia de y para las empresas, y surge del compromiso del Govern y del resto de los agentes de apoyo a las empresas para co­­ordinar nuestra actividad y detectar las necesidades empresariales antes, in­­clu­­so, que las propias empresas.
Este es sin duda el momento de seguir adelante. De tener, más que nunca, la mirada puesta en el futuro; para construirlo de manera robusta. El momento de asimilar los retos globales conjuntamente. De trabajar juntos por nuestro futuro y para asentar una base sólida para que los próximos años sean prósperos para nuestras empresas y para nuestra economía.

Foto-Sra.-BotifollHa ocupado, entre otros, los cargos de directora del Departamento de Me­­cá­nica del ICICT, S.A.; directora de la Fun­­dación Privada Consejo Tecnológico del Bages. Como personal de la UPC, di­­rec­­tora del CTM Centro Tecnológico de Manresa y miembro del Consejo Rector de FEDIT. Actualmente Carme Botifoll es la Directora General de Innovación e Internacionalización y Directora del CIDEM.